Picasesos Interview: 4 Segundos

Publicado: marzo 28, 2013 de rbarreiro en Entrevistas, Generación AHI
Etiquetas:, , , , , , ,

picasesos 4

A finales del 2001, el fanzine de información El Picasesos (que dirigía Federico Reggiani) publicó un número, el 4, dedicado a la historieta argentina independiente. O sea tanto fanzines como revistas que salían en el circuito comercial pero básicamente autoeditadas por sus creadores. Leer hoy día sus páginas resultau n ejercicio muy interesante, para saber dónde estaba la historieta argentina en esos años pos menemistas pre explosion. Especialmente valiosas me parece que son las entrevistas hechas a varios de los equipos creativo/editoriales que luchaban en esos años para sacar revistas de historietas en medio del páramo que era la hisotrieta argenta esos años.
De a poco vamos a ir subiendo las entrevistas. Empezamos con la que hicieron a 4 Segundos. Las entrevistas originalmente fueron hechas por Reggiani y Cristian Mallea, mayoritariamente via e-mail, entre abril y agosto del 2001.

4 segundos.

4 Segundos-01-00

Alejo García Valdearena y Feliciano García Zecchín publicaron entre 1999 y diciembre de 2000 (para su sello “Pipabang comics”) una revista de 32 páginas a color protagonizada por cuatro post adolescentes que en un país y un medio más razonables hubiera sido un fenómeno masivo. A cambio, nos quedó una de las mejores historietas que se hayan hecho en Argentina en estos tiempos (y sin dudas, la más graciosa). El señor García Valdearena, su guionista, explica cómo se hizo.

Picasesos: Creo que para los que compramos 4 segundos #1 en el kiosko, una de las cosas más sorprendentes era el carácter de producto “terminado”, profesional y sin fisuras: lo que se espera de nombres conocidos, de una historieta con bastante tiempo de recorrido y, además, de un mercado más o menos saludable. Así que la pregunta obligada es: ¿De dónde sale 4 segundos? ¿Qué experiencias anteriores tenían, tanto haciendo historietas como editando?

Alejo García Valdearena: La verdad que mucha experiencia no teníamos, sobre todo yo, ya que Feliciano [García Zecchin] había dibujado antes dos historias de “Kilroy” (un personaje publicado por la editorial norteamericana Caliber) y venía trabajando de dibujante para diferentes proyectos desde hacía un tiempo. Yo apenas había escrito el guión de Área, una, gracias a dios, merecidamente olvidada historieta que hicimos con Pier [Brito] para IVREA. El dibujo de Área estaba muy bueno pero el guión era un DESASTRE. Después había escrito algún que otro guión por placer o para que dibujara Feli como muestra para alguna editorial extranjera. Ese es el caso de “Cándido Barona” que después se terminó publicando en Lazer.
Para el tema de la edición nos ayudó mucho la experiencia que ya habían cosechado los chicos de IVREA que son amigos y nos dieron una mano gigante. Ellos nos dieron todos los datos de imprenta, fotocromía, distribución y todas esas cosas que son la parte fea de hacer un cómic.
4 Segundos nace cuando yo, que venía con ganas de hacer una revista desde hacía un tiempo, les propuse a Pier a Feliciano hacer una antología (esperábamos conseguir más gente). Escribí algunos guiones cortos, uno de ellos, el que más me gustaba, se llamaba “Fiebre de sábado por la noche”. La idea de la antología se fue desdibujando porque hacer ese tipo de revistas es una tarea titánica. Entonces reescribí “Fiebre de sábado…” y se convirtió en el primer capítulo de 4 Segundos.

0

P: Se ha hablado mucho de 4 Segundos como sitcom. ¿Qué público buscaban o esperaban encontrar (o expulsar, ya que estamos) con la elección de un género que es masivo pero a la vez marginal en el ámbito específico de la historieta? Y en relación con esto: ¿notaron diferencias en el modo en que se recibía 4 Segundos publicado por Pipabang y 4 Segundos publicado en Ultra?

AGV: Creo que jamás nos propusimos conquistar un público determinado. La idea siempre fue hacer lo que se nos cantara. Nos planteamos que, ya que íbamos a perder plata haciendo cómic, por lo menos nos íbamos a dar el gusto de hacer lo que quisiéramos. Nadie te asegura que haciendo tal o cual tipo de cómic vas a “triunfar” así que lo mejor es hacer lo que sale o tenés ganas de hacer y punto. El estudio de mercado se lo dejamos a Coca Cola. Por supuesto que, por la temática de las historias, sabíamos que los tentativos lectores de 4 Segundos no iban a ser capitanes de la industria ni respetados miembros del clero, sino más bien gente joven con una vida parecida a la nuestra.
En cuanto a lo de las sitcoms, a mi siempre me gustó mucho el humor de las comedias americanas y en ese momento miraba muchas, sobre todo Seinfeld (a quien le he robado todo) y Friends. Era lógico que saliera lo que salió. Además, la única premisa que yo consideraba sagrada, era que las historias fueran autoconclusivas. Eso de andar teniendo que esperar un mes (en el mejor de los casos) para ver como sigue algo siempre me pareció una mierda. Las sitcoms cuadran perfecto con esa idea.
También siempre me gustó mucho el humor absurdo de programas como De la cabeza y Cha Cha Cha. Ahí están los textos sobre Pipabang y sus héroes creadores para probarlo. No hemos inventado nada.
La verdad que lo de las diferencias en la recepción que tuvo el cómic en ULTRA o en su propia revista no te lo puedo contestar porque las cartas de lectores de la edición de Ivrea no las manejaba yo. No creo que haya habido grandes diferencias.

P: ¿Qué historietas (y en general, qué productos culturales) les interesan como lectores y, en particular, cuáles sienten que los han influído o les resultan afines como productores?

AGV: En esta voy a hablar solo por mí, no quiero meterme en la cabeza de Feliciano, más que nada porque es un lugar inmundo lleno de pensamientos pecaminosos. Las mayor influencia que reconozco en 4 Segundos (además de Seinfeld) son los libros de Fontanarrosa a quien admiro mucho y se nota. Después me gustan: Daniel Clowes (me gusta lo que hace, no él, no se hagan los vivos), Quino (Mafalda), las novelas de Manuel Puig, las películas Kevin Smith, las de Almodovar, las de Woody Allen, Los discos de Tom Waits, Leonard Cohen, y, sobre todo, de Sabina, me gusta mucho lo que escribe Chuk Palahniuk (el de El Club de la pelea), me gustan los calamaretis fritos, me gusta hacer zapping, me gusta, pero, más que nada, me gusta rascarme y tomar cerveza con mis amigos.

4 Segundos-03-00

P: Sin arrojarse por una ventana ¿Cómo ven las posibilidades de hacer y editar historieta en Argentina? (Si es verdad el triste rumor que circula por acá, del cierre de4 Segundos, ¿cómo fue la experiencia?).

AGV: Hacer historieta en la Argentina es genial. No hay ningún problema con eso, siempre y cuando no la trates de vender también en Argentina. A nosotros nos fue muy bien que significa que no perdimos plata o perdimos poca (ya es imposible de calcular para mí que soy muy descuidado con los números) pero la edición de 4 Segundos en Argentina está cerrada hasta nuevo aviso. De hecho yo estoy trabajando en España así que sería muy difícil hacer una revista conmigo acá (o allá, para ustedes)

P: ¿Qué proyectos tienen para seguir haciendo historietas?

AGV: En septiembre se van a publicar en Francia un primer libro de 4 Segundos con los números 1 y 2. La editorial se llama La comediee Ilustree y lo publica en blanco y negro. En julio se publicó en el Especial Vicio del Vibora una historia de dos páginas que hicimos con Feli y a partir de este mes empieza a salir una serie nueva (también a cargo nuestro) que se llama PEATONES y tiene muchas reminicencias de 4”.

Anuncios
comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s