Archivos para junio, 2013

solo-logo-la-quimera-fix

Por dos años, Martín Castro y Nahuel Rando editaron el fanzine La Quimera, uno de los más notorios en esos años de fin de siglo XX en la movida fanzinera porteña. Para no ser menos, tenemos la versión del origen contada por el propio Nahuel. Pero esta vez, está posteada dentro de un sitio específico del fanzine. Así que aprovechen de seguir el link para leerla.

Y además pueden leer los cuatro números del fanzine en Isuu. Si van a la entrada del fanzine, hallarán los links específicos.

Pues nada, disfrútenlo

(Y perdonen la brevedad. Tengo unos días con mucho trabajo y no puedo dedicarle al sitio lo suficiente)

 

 

 

Anuncios

 

falsa modestia 1falsa modestia 2falsa modestia 8

Lo veníamos prometiendo y era hora de cumplir: empezamos a subir íntegros algunos de los fanzines más destacados de todos estos años para que , aquellos que los tuvieron, los vuelvan a disfrutar y aquellos que no los conocían, no se los pierdan.

¿Y qué mejor manera de empezar esta tarea que dejar disponibles tres números de uno de los mejores fanzines indispensables de finales de la década de 1990, Falsa Modestia?

Cualquiera que por esos años compraba un número de Falsa Modestia se daba cuenta enseguida que Gustavo Sala se merecía un lugar dentro del humorismo gráfico argentino. Repleto de humor absurdo, escatológico y enloquecido, el fanzine gozó en esos años de una muy merecida reputación (y muy buenas ventas: en cualquier evento que se hacía, siempre vendía el doble de los demás).

Aquí les dejo tres números de la revista, los números 1, 2 y 8 . Todos altamente disfrutables. Así que aprovéchenlos

Descarga Falsa Modestia 1

Descarga Falsa Modestia 2

Descarga Falsa Modestia 8

 

 

 

 

 

catzole 13

Hablar de Catzole  es hablar de uno de los fanzines  (en mi modesta opinión) más influyentes de la década de 1990. Julio Azamor, Javier Rovella y Salvador Sanz encabezaron un proyecto que abrió la cancha para lo mejor de la historieta independiente de esos años. Obviar no solo su talento creativo sino además su generosa disposición con el resto de los fanzineros de esos años sería desmerecerlos profundamente. Que no sean nombrados con mas frecuencia es realmente una omisión espantosa.

Hoy por hoy, la gran mayoría de los que pasaron por Catzole (que es una lista larguísima de gente) se han convertido en profesionales del comic, la ilustración o la animación.  Repetimos: la impronta de Catzole no fue menor ne le fanzine argenitno. Y por eso está bueno rescatar la entrevista que la gente de el Picasesos le hacía a Salvador Sanz sobre el fanzine: Hay una sensación de cierre, de desgaste , de necesidad de seguir hacia otro lado que parece una coda brillante a lo que fue ese período de la Generación A.H.I. Aquí abajo, transcribimos la entrevista:

catzole 14

Allá por el 97, en uno de los picos de producción independiente, Catzole era una de las estrellas. Una calidad inusual, ventas que llenaban de envidia al resto y una cantidad de números publicados que hablaba de la tenacidad de sus autores. El final del proyecto Catzole –aquí abajo anuncian un número 16 y último– es probablemente el final y el límite de un modo de hacer historieta independiente en Argentina.

catzole 10 

P: ¿Cómo empiezan a hacer historietas? ¿Y cómo surge la idea de armar un fanzine? En especial: ¿cómo encontraban el “ambiente” de la historieta cuando empezaron como para insertarse como principiantes? Y ya que estamos en los inicios, ¿por qué “Catzole”?

Salvador Sanz: Historieta siempre dibujamos; con Javier [Rovella] nos conocimos en el primer año de la Belgrano  (Bellas Artes) y nunca paramos de dibujar historietas. En el último año del colegio, en el `94, Julio Azamor, que estaba un par de años menos que nosotros,  saca el Nº 1 de Catzole ; un fanzine bastante mediocre porque salvo Julio, los demás nunca habían hecho historietas.

Catzole viene de ” catzo”, un insulto en italiano pero Catzole no significa nada . En el segundo número publicamos Javier y yo, pero también fue un número bastante berreta. Recién en el número 3 nos tomamos la cosa en serio, y la Catzole se parecía más a lo que fue después. Número a número fuimos mejorando.

En esa época no había nada, los fanzines buenos como POCO LOCO ya eran cosa del pasado, las comiquerías las contabas con los dedos de una mano. Recién en el `96 empiezan a surgir los fanzines con fuerza, y en el `97, el apogeo.

 catzole 4

P: Catzole era en el ambiente de los fanzines de hace unos años, un producto bastante extraño. Mezclaba, creo, cierta muy alta calidad profesional con ciertos elementos deliberados de fanzine o “revista alternativa”. La pregunta es: ¿Cómo creen que influyó el modo de publicar en las historietas que hicieron y hacen? ¿En qué cosas les parece que se hubieran visto limitados en un esquema de publicación “profesional”? Y de paso: ¿qué experiencias profesionales tuvieron, y qué comparación pueden establecer?

SZ: En Catzole siempre hicimos y publicamos lo que quisimos, no nos limitamos en temáticas y en la medida que daba la plata tampoco limitamos la cantidad de páginas. Hubo un momento en que Catzole  tenía 100 páginas y valía lo mismo que un fanzine que tenía 24 páginas.

Muchas cosas que hacemos serían imposibles en una publicación comercial. Ninguna revista de quiosco tendría una portada de una mujer pariendo un feto monstruoso o una cabeza en forma de culo cagando su cerebro. De todas maneras todos trabajamos en cosas relacionadas sobre el dibujo, Julio da clases de dibujo y tatúa; Javier hace teatro y trabaja conmigo en la película de animación de Mercano;  yo hago story boards y también doy clases de historieta y dibujo en un centro cultural.

 catzole 2000

P: ¿Qué lecturas –de historieta, pero también de ilustración, de cine, de plástica o de lo que sea– influyeron en Catzole?

SZ: Todos tenemos nuestras propias influencias y gustos muy diferentes pero en general creo que leemos poca historieta y vemos mucho cine. A mi también me gusta la literatura fantástica

 catzole 6

P: ¿Cómo ha sido desde el número 1 la experiencia de Catzole en el ambiente de la edición independiente? Me gustaría saber cómo evalúan los modos de difusión de Catzole y del fanzine en general y cómo han visto la evolución del ambiente.

SZ: Nosotros fuimos aprendiendo a editar sobre la marcha. Nos gusta la parte artística como el diseño, que lo hace Guillermo Falciani, pero la distribución y la parte comercial es lo más complejo y tedioso. Siempre optamos por los medios más primitivos como distribuirlas nosotros mismos y la venta a mano.

El ambiente se colmó de fanzines, hubo un momento en que era infernal la cantidad de publicaciones, pero la realidad es que eran pocas las que vendían y las que pasaban el número 2. Hoy en día el panorama es más negro. No es una buena idea hacer un fanzine hoy en día.

 catzole 5

P: La pregunta obligada: si es que no vuela todo en pedazos, ¿qué planes y qué expectativas tienen para Catzole y para sus historietas individuales, y cómo ven el futuro de la historieta en Argentina?

SZ: Catzole tendrá un número 16 y será nuestra despedida. Con Javier estamos terminando la película de animación de Mercano el marciano; (de Juan Antin y Ayar B.) para estrenar el año que viene, Javier está realizando unas animaciones institucionales para ATC y va a seguir con TIRAPIA. Yo estoy por publicar en Francia, en una publicación de Historietas mitad de argentinos y mitad de allá, también estoy haciendo un corto de animación sobre mi nuevo personaje El Inivisor. Y seguiremos con la SECTA EDICIÓN con nuestros amigos, los sobrevivientes del AHI.

Gomorra.1a

Es bueno saber que uno no esta solo en esta locura.

Es bueno saber que hay quien quiere empezar a contar sobre los fanzines post 2002 (algo que yo no pueod hacer por obvias situaciones biográficas y geográficas).

Así que saludo con este post a Julián Oubliña, que viene a reseñar los fanzines hechos tras la debacle del 2002. Que hay muchos y tambien merecen ser contados.

Empezando con su entrada del fanzine Gomorra. Ni la última de él, ni la de otro colaborador más o menos fijo (hay una persona más en gateras).

Desde ya si quieren seguir mandando data y /o colaborando, haganlo.

Esto se hace de esta manera. Entre muchos.

Así que solo me queda darle la bienvenida a Julián y recomendarle a los demás que lean su entrada.