Archivos para noviembre, 2013

Carne Argentina (Libro 2003)

Siguiendo con los contenidos de la revista Picasesos nº 4 (una vez más, nuestro agradecimiento a Federico Reggiani por permitirnos subir este material a la página), nos topamos con uno de los emprendimientos más interesantes que salieron del fin del milenio fanzinero argento. Nos referimos a La Productora, el colectivo editorial que agrupo a muchos fanzineros y dio como resultado un conjunto editorial de propuestas tan interesantes como novedosas en esos años. Surgido a partir de las discusiones internas del A. H. I. porteño, desarrollaron un trabajo interno muy poderoso en los primeros ñaos de la primera década del siglo XXI y todavía se mantienen.

Es interesante ver lo que pensaban en ese momento, cuando recién nacían. Esta entrevista en ese sentido funciona como un gran recuento de esos comienzos. Señores, pasen y lean…

Perfecto (Noviembre 2000)

Angel Mosquito, Cristian Mallea, Jok, Carlos Aón, Gervasio Benítez, Dante Ginevra, Diego Agrimbau, Turi, Luis Guaragna, Martin Larreategui, Sero, José Mazzone, Iván Lomsacov y Alex Schmeigel integran La Productora, un sello editorial que ha publicado hasta el momento 6 revistas y que promete -uno intuye que con un muy saludable ánimo de cumplir– muchas más. Modelo de la transición del fanzine a esa otra cosa que se suele llamar producción independiente, realizan excelentes ediciones de muy buenas historietas, a pesar de su tendencia a reunirse y deliberar antes de dar un paso.

El reportaje fue contestado por “Néstor”, suerte de alter ego comunitario de esta gente encantadora.

 Morón Suburbio (Libro 2005)

P: ¿Cómo empezó La Productora? En particular, ¿qué desventajas encontraban en un modelo de producción más “fanzinero”, que los obligan a armar algo más profesional?

Néstor: El comienzo fue intenso. Todos éramos parte de la AHÍ [Asociación de Historietistas Independientes], y todos estábamos cansados. Era el año 1999, un año de cambios en la asociación.

En ese entonces los ahora “productores” nos empezábamos a conocer y, para sorpresa de muchos, éramos más afines en cuanto a ideologías y a posturas ante la historieta de lo que imaginábamos. Todos empezamos a notar que del grupo se podían extraer objetivos en común que ya no se condecían con los de la asociación, que se alejaban sustancialmente del fanzine. Teníamos ganas de trabajar en proyectos nuevos y con una fuerza de unión. Fuerza que no existía para nada en la AHI.

Nos interesaba aunar criterios editoriales, establecer reglas que nos enfocaran dentro del mercado (o de lo que fuere) desde un lugar más expansivo, más industrializado, pero sin dejar de ser independientes. Nos ocupamos desde el comienzo en jerarquizar la crítica interna y el análisis de nuestras producciones, con obsesiva agudeza y sin misericordia. La idea era y es aprender de nosotros mismos a hacer un producto digno, cada vez mejor. Siempre tuvimos presente al lector, y siempre lo respetamos desde la calidad del producto, aún con las bajas ventas que nos ofrecía y nos ofrece el mercado argentino. No sólo la calidad de una revista se mide por el papel con el que sale editada, sino también con buenas historias, con buenos dibujos y sobre todas las cosas con buenas ideas.

 108

P: Sé que para tratar de evitar el riesgo de ser autocomplacientes, muy habitual en toda autoedición, usan ciertos procesos de crítica en común de lo que editan. Quisiera saber cómo es el “método productora”.

N: La productora y sus talleres.

Todo comienza con una idea. Un autor (guionista en este caso)  desarrolla un guión e inmediatamente es observado por el grupo, quien se encarga de “descuartizar” desde la estructura dramática de la historia, hasta los diálogos o cosas más insignificantes. Todos los elementos del guión son estudiados en el taller hasta que no le encontremos “huecos” argumentales.

También se habla de los objetivos de la edición, cantidad de páginas, tapa, contra tapa, etc, etc.

Luego el dibujo. Quien se encargue del dibujo presentará al principio los Lay Outs (bocetos previos, puestas en página) en el taller que le corresponda y será analizado por todos del mismo modo que el guión. Se estudiará qué tipo de planos, cómo desarrollará las secuencias, qué estilo y qué tipo de línea gráfica empleará en este caso, cómo distribuirá los globos en las páginas, cómo será su plan tonal (balances de tonos de contrastes y grises) por página.

 075

Posteriormente se analiza en sucesivos talleres la evolución de la historieta final, ya estudiando los originales que irían a imprenta, y haciendo las correcciones finales.

El último paso (y el más tedioso) es la burocracia editorial: conseguir las publicidades, hacer trámites, ISSN, código de barras, hablar con el imprentero, papelitos y papeluchos, firma y aclaración.

Algo destacable del funcionamiento de estos talleres es que en ningún momento nos censuramos estilos o gustos personales; el taller camina sobre esta estructura de libre temática y estilo, tratamos de hacer críticas fundadas en nuestra mínima sapiencia y no en nuestras preferencias estilísticas.

Nuestro interés más grande es que las historias sean buenas y estén bien contadas.

 081

P: ¿Cómo circula el material de LP? Cómo se distribuye, qué devolución han tenido de los lectores, cómo ven el mercado de posibles o reales lectores de su material? ¿Han notado diferencias según las distintas estéticas de las historietas que editan?

N: La Productora desde diciembre de 2000 hace su aparición en kioscos de todo el país. Las dos revistas que han salido por este circuito son Perfecto y Ecos y Tinieblas. Las revistas anteriores (Grájal, Morón Suburbio #4, Villa Tesei #1 y Road Comic #1) no tuvieron esta suerte y han salido por un circuito menor, estuvieron en comiquerías de todo el país y en los eventos más destacados de cómic del panorama nacional. Pero al haber sido las primeras y, por ende, la presentación en sociedad de La Productora, han tenido un éxito aceptable con el correr del tiempo. Digamos que se han recuperado los costos y se ha tenido alguna ganancia, comercialmente hablando.

La respuesta de los lectores es bastante buena, especialmente en “épocas de edición”, se reciben pedidos de venta por correo y algunos mails. Ha habido mucha respuesta tras la distribución en quioscos y, claro, tras eventos como Leyendas o el último Fantabaires. Nosotros reforzamos esta comunicación con un boletín electrónico, el Nestor Digest, que sale mensualmente.

079

El mercado de lectores es, por suerte, muy variado (dentro de el escasísimo mercado que hay ahora en una Argentina recesiva y empobrecida). Tenemos lectores de todas las edades debido a la variedad de material, temáticas, estilos, etc. No creo que haya una fórmula para captar lectores más que seguir editando obras de independencia artística y mantener un contacto con ellos, dentro de nuestras posibilidades. Económicamente estaremos solos, pero artísticamente estamos libres.

Por otro lado, la diferencia más notable que encontramos en los lectores es en el consumo de revistas de humor o tiras vs. las historietas de páginas o de drama. A Villa Tesei y a Grájal les ha ido mejor en ventas en eventos que no se centralizan en la historieta, en ferias de revistas o en venta en mano. En eventos más propios del cómic, como Fantabaires o Leyendas, tienen buena recepción las historias unitarias y las novedades, especialmente. También influyen los gustos. En general, un lector se interesa por Perfecto y Ecos y tinieblas, y otro suele llevarse Grajal, Morón Suburbio (que arrastra lectores de sus números anteriores) y Road Comic, por ejemplo. La variedad es un punto a nuestro favor, en este sentido.

En general, las revistas han tenido muy buena recepción por parte del público.

Quién es Copérnico (Julio 2003)

P: Esta es la pregunta oráculo: ¿qué expectativas y proyectos (de corto y largo plazo) tienen para LP?

N: La Productora tiene un objetivo clarísimo: hacer buenas historietas (buenas historias). Si nos salen aún, es una cuestión de tiempo, es decir, tenemos muchos años por delante para seguir intentándolo, con el sencillo método de ensayo y error, que venimos practicando desde que cada uno de los socios productores se inició en el mundillo autoeditorial. Nuestras expectativas, entonces, están íntimamente relacionadas con este objetivo: seguir, en un relativo silencio, haciendo historietas. Hacerlas públicas cada vez que opinemos que es momento propicio para ello. Queremos ser como una gota que orade la piedra…o una hiedra que va creciendo por la pared (ambas son metáforas horribles, pero que vienen bien para ilustrar). Tratar de hacer obras que perduren en el tiempo, que se auto-actualicen. Ok, no es fácil, pero cada uno de nosotros tiene bien claro que suficientemente bueno, aún no es bueno. Esto sería más o menos nuestro proyecto a largo plazo, entonces, ir haciendo un interesante catálogo de publicaciones a lo largo de los años venideros.

 

¿A corto plazo? Mandar a imprenta una revista que está lista y tenemos un horrible problema con la computadora… bueno, no, editar algunos títulos más antes de fin de año (2001, para los que estén leyendo esto dentro de dos décadas, analizando cómo se vivía antes de Osama), y, si nos es posible, hacer nuestro propio evento en Buenos Aires (organizado por nosotros, cosa que aún no hicimos)… otro de nuestro proyectos inmediatos es terminar nuestro sitio web (que está quedando pulenta. Chivo: http://www.laproductora.com.ar)… ehhh… bueno, nuestros objetivos, expectativas y proyectos, a corto, mediano y largo plazo son los mismos: sobrevivir editorialmente en este país recesivo, publicando lo que para nosotros son buenas historietas. Y seguir manteniendo un buen diálogo con los lectores.

Sobre la historieta argentina futura, en general, la verdad es que más que expectativa yo tengo un deseo: que siga existiendo, pero de manera más evolucionada, es decir, que deje los vicios de la copia extranjera y se consolide como disciplina con cierta idioscincracia nacional. Por otro lado, sería bueno que los autores que ahora somos jóvenes podamos desarrollar, con el tiempo, una mejor forma de contar y que ahondemos en la parte literaria, digamos, que se nos ocurran mejores historias (más profundas, más atrevidas, más comprometidas) y menos boludeces.

Road Comic. Candidatos al Caño (Mayo 2004)

Con respecto al mercado, nos alcanza con vender lo suficiente como para recuperar los patacones invertidos en la imprenta en plazo breve, digamos, dos meses. ¿cómo lograrlo? No hay fórmulas, el quiosco no asegura nada, el evento, tampoco, la venta por correo menos, pero todas juntas sí. El problema, por más que nos hayamos roto la cabeza pensando en cómo vender (ahora resulta que el historietista joven y moderno también puede ser gerente de marketing), el problema, decía, nos excede: la República Argentina es el problema, o mejor, dicho, la situación económica actual, que deja nocaut a toda actividad económica (la cultura también, porque genera dinero, o debiera) que no sea satisfacer las necesidades básicas. Entonces, si este maldito gobierno se decide de una buena vez a reactivar el mercado interno, posiblemente nuestros mecanismos super estudiados de venta y difusión puedan funcionar mucho mejor de lo que actualmente funcionan (y son mecanismos de economías en recesión, no es que esperamos a que el político de turno nos solucione el tema, que quede claro)… en fin, hay que seguir, parafraseando a un político y a un amigo, de derrota en derrota, hasta la victoria final.

A descargar: Hacha

Publicado: noviembre 6, 2013 de rbarreiro en Descargas, Generación AHI
Etiquetas:, , , , ,

 

0

1996. La Fierro ya bajó la persiana, lo mismo que Puertitas. La Skorpio está en eso. Las revistas de editorial Columba están en una agonía que se nota inevitable. Si eras profesional de la historieta tu único destino posible es publicar en el extranjero o hacer la patriada de editarse colectivamente.

 13

Algo de eso hay cuando la Asociación de Creativos de la Historieta Argentina (ACHA para los amigos) decide lanzarse con una revista de antología, llamada Hacha. Los miembros del grupo pondrán el material para la revista, mientras que la editorial Símbolo se encargará de su publicación. Si hay ganancias, se repartirán.

 10

Los primeros tres números tendrán en sus páginas trabajos de autores de la calidadde Quique Alcatena, Horacio Lalia, Leonardo Manco, Ariel Olivetti, Eduardo Mazzitelli, Luis García Durán, etc. Lamentablemente, la propuesta parece que no funcionó lo suficiente y Símbolo publicó solo tres números. En otras manos (y de hecho algunos miembros abandonaron la revista tras esto) hubiera sido el fin.

 hd30

Pero el proyecto siguió, ahora apuntando a la autoedición, como venía pasando con casi todas las publicaciones de historietas locales en esos años del menemismo tardío. Así, entre 1996 y el 2001 saldrían siete revistas más, tres de la revista propiamente dicha y cuatro antologías con material de un autor del colectivo.

duc26

Quienes les haya estado en contacto con todos ellos no puede más que agradecer la paciencia que siempre evidenciaron con todo el mundo y su buena disposición para compartir su experiencia con gente que era novata, como muchos fanzineros en esos años.

16

Y de hecho una infidencia personal: mi primera colaboración con Lucas Varela publicada salió en el Hacha nº 5 y, la que iba a ir en el número 6 era la primera historieta de los Hermanos Segelín, personajes que serían centrales luego en el fanzine Kapop que hicimos con Varela. De hecho, fue la frustración de que no saliera Hacha 6 fue lo que nos dio el impulso para sacar nuestro fanzine.

 45

Y corresponde mostrar este material. Así que aquí tienen todas las Hachas para bajar. Hace ya tiempo que se consiguen en la red desde que Mr. Exes las subiera años atrás en su extinto blog Argenzines (un antecesor de este blog en su enfoque). Así que, si no las vieron antes, este es el momento para bajarlas. Aprovechen y disfruten este laburo a pulmón de profesionales que apostaban por la Argentina cuando no tenían necesidad.

A Descargar:

Nº 1

Nº 2

Nº 3

Nº 4

Nº 5

HACHA 2001

ESPECIAL DESDE EL UMBRAL DE LA CRIPTA

ESPECIAL HISTORIAS DEL DESIERTO

ESPECIAL TOKOYO MONOGATARI

ESPECIAL FATA MORGANA