Archivos para febrero, 2014

agujero negro 0001

Agujero Negro es uno de esos fanzines seminales, de los primeros que, en los años ochentas, empezaron a salirse de los cánones trillados de las historietas para hacer otra cosa, algo que no podías ver en ninguna otra revista (incluso esporádicamente ne la Fierro de esos años), con estilos sumamente idiosincrásicos que se alejaban de lo que era viablemente comercial en esos años. Cosas que hoy día son mucho más centrales a la historieta argneinta contemporánea, peor que en esos años solo tenían lugar en estos espacios marginales incluso dentro de los fanzines, que muchas veces se mantenían dentro de la estética predominante en esos años

 012

Ojo, no creamos que era un fanzine de estética rompedora si lo miramos con ojos actuales. Probablemente muchas de las cosas que hay ahí podrían ser publicadas sin dudar por muchas de las editoriales que hoy día publican en Argentina. Lo que en los ochentas era un espacio experimental, hoy es parte del “mainstream” historietistico actual en lo estético y narrativo. Lo que nos llevaría a preguntarnos si en realidad los fanzines han sido la punta de lanza de un proceso que ha camibaod comercialidad por apertura estética. Peor bueh ese es otro tema.

 025

Y también no se crean que todo es bueno. Hay en estos dos ejemplares, junto con cosas excelentes, productos de calidad muy amateur, como la página de un adolescente que hoy es un conocido productor cinematográfico. Pecados de juventud que le dicen =)

033

Bueno, les dejo los dos número para descargar. Disfrutenlos.

DESCARGA EL NUMERO 0

DESCARGA EL NUMERO 1

Anuncios

002

Hay fanzines de los que uno no sabe nada y sin embargo le parecen fascinantes.  Como este caso. 2992 era el segundo número de un fanzine (el número 1 llamado 1991 ) hecho integramente por Juan Carlos Camardella, de quien realmente no se nada. Lo único que recuerdo es que había tenido una o dos historietas en el fanzine O No y en la revista Cóctel, para luego desaparecer completamente de la faz comiquera.

005

Y es una pena porque sus dos fanzines son una delicia, con un trazo muy elegante y cuidado.  Como pueden apreciar si ven las ilustraciones que acompañan esta entrada. El tipo tenía un nivel claramente profesional. ¿Qué habrá sido de él?

008

Bueno les dejo entonces aquí su segundo fanzine , 2992, para descargar íntegro. Bajenlo y vean lo grosso que era este tipo.

016

Descargar 2992

Update: Javier Hildebrandt me comenta que Camardella se dedicó a partir de los noventas a la animación.  En esta página hay algunas de sus animaciones. Gracias, Javier por tu info.

mikilo 1

A finales del milenio aparecieron tres tipos, Rafael Curci, Tomás Coggiola y  Marcelo Basile con una novelita gráfica de edición impecable sacando un personaje basado en la mitología argentina. Mikilo era el nombre y la calidad los puso en esos momentos dentro de las revistas a conseguir.  Tuvo varios números luego en formato comic book (en donde colaboró con ellos Sergio Ibañez) y otra novela gráfica más donde dibujaron varios autores más. En todos estos años, ha seguido apareciendo esporádica y porfiadamente, para alegría de los seguidores que tiene.

Hoy Curci vive en Brasil, Coggiola editó la revista Comic.ar y Basile ha seguido dibujando. Pero e interesante ver que decían sobre el personaje  a fines del 2001 en el fanzine Picasesos. Ahí se los dejo. Y gracias a Fede Reggiani de nuevo por permitirnos reproducir la entrevista.

mikilo2

Con un reciente número 7 en los kioskos, Mikilo se ha ido consolidando como una apuesta a hacer una historieta argentina que sintetice las marcas de identidad propias con las tendencias que desde la década del ’90 hicieron que los lectores miren casi exclusivamente “hacia fuera” a la hora de buscar qué leer. Rafael Curci explica cómo funciona.

P: ¿Cómo empieza el proyecto de Mikilo? Tanto desde la creación del personaje como la decisión de editar el primer libro.
Rafael Curci: Era un proyecto que estaba guardado en un cajón. Había escrito y dibujado unas cuarenta páginas y luego las abandoné por que no estaba conforme con mis dibujos. Un día conocí a Tomás Coggiola; el me presentó a Marcelo Basile y entre los tres nos pusimos de acuerdo para llevar adelante el proyecto.

Mikilo Especial tapa.AI

P: Mikilo une cierta estética de comic book norteamericano con el relato de mitologías aborígenes. ¿Hay de base alguna idea de “historieta argentina” en el proyecto?
RC: Creo que hasta la fecha no se está editando una historieta más “argentina” que Mikilo. Puede ser que los dibujos de Coggiola y Basile remitan al cómic norteamericano, pero no el guión, ni la temática, ni la idiosincracia de los personajes. Pienso que Mikilo no tiene las características de los super-héroes americanos; tampoco las necesita, en virtud que no le interesa reventar monstruos (como Hellboy de Mignola) sino que trata de comprenderlos, revelarlos. Tampoco cae en el esquema Chico/-Bueno-Feo /Villano, ni en las pistolas lanza rayos, ni en las capitas voladoras, ni en la apología a un imperio decadente.

mikilo4

P: ¿Cuáles son sus fuentes de documentación acerca de las leyendas aborígenes?
RC:Con el tiempo me fui haciendo de una nutrida y variada cantidad de libros y archivos fotocopiados de investigaciones y artículos publicados en el país. También dispongo de una buena variedad de relatos que me fueron llegando por lectores del cómic vía internet.

mikilo5

P: ¿Cuáles son sus referentes historietísticos?
RC: Personalmente me gusta la historieta con contenido. Creo que hubo una época donde el objetivo principal era conseguir una buena historia y luego dibujarla. Hoy por hoy, eso parece haber cambiado, en virtud que las historias a veces funcionan por la calidad de los dibujos y no por la pulcritud del texto. Creo que el cómic es un arte combinada: necesita de la palabra (texto) y de la ilustración (imagen) para lograr un lenguaje propio que pueda captar la atención del lector.

mikilo6

P: ¿Cómo ven la posibilidad de hacer y editar historietas en Argentina?
RC: La vemos más que difícil. Nosotros auto-editamos nuestro material, pagamos impuestos, imprenta, distribuidor, como si fuéramos una editorial, pero en realidad nunca pudimos constituirnos como tal, en virtud de que los ingresos que arrojan las ventas apenas cubren una parte del costo de la impresión. Es muy difícil (diría que imposible) reactivar un mercado inexistente con el esfuerzo de cuatro o cinco auto-editores que tienen que hacer malabares para salir en fecha.

mikilo7

P: A la luz del reciente subsidio otorgado a Mikilo por la Secretaria de Cultura, ¿Qué les parece que puede ofrecerle una política cultural estatal al medio?
RC: Creo que los funcionarios tendrían que detenerse a mirar lo que se está haciendo en el cómic y todo lo que se hizo en el pasado. Argentina supo dar al mundo buenos dibujantes, guionistas, artístas plásticos, ilustradores, muchos de ellos reconocidos en el exterior y aquí totalmente ignorados. Creo que toda política cultural bien hecha tiene que apuntar a rescatar, promover y estimular cualquier tipo de emprendimiento digno de ser tenido en cuenta, ya sea por su proyección, por su identidad, o porque de una manera u otra nos devuelva un poco la imagen que una vez tuvimos y ahora parece borrosa, indefinida.

surmenage 4

Para mí, Surmenage es un fanzine clásico al momento de hablar de la Generación fanzinera de 1986. Su modelo narrativo, claramente inspirado en las revistas de historietas para adultos de esos años, fue un modelo que seguirían muchos otros fanzines del período.

 surmenage 3

Editado por Marcelo Ciccone, era un producto muy logrado porque tenía buenos dibujantes y buenos guiones, dentro de lo esperable en esos años. Ahí yo ví por primera vez el trabajo de Mario Milocco, un dibujante realista con muy buen manejo de la anatomía que hoy es artista plástico (una pena para el comic porque dibujaba muy bien). O Francisco Perez Carretero, que también tenía un estilo muy cuidado. O Joche, que tenía un trazo lineal muy curioso peor interesante. Ahí por primera vez vi (sin saberlo en ese momento) el trabajo de Hernán Ostuni y Fernando García, dos tipos que llevan 30 años investigando la historieta con empeño y dedicación.

 046

El propio Marcelo Ciccone se convirtió en editor, primero de la revista semiprofesional Reo – que duró dos números – y después en varios emprendimientos mas. No se por donde andará hoy día, la verdad (espero que, si llega a toparse con esto, no tenga reparos en que lo haya subido. Si, por el contrario, le molesta, por favor que me lo haga saber y bajamos las revistas) peor que quede claro que su trabajo como editor de Surmenage para mí es la demostración temprana que un fanzine podía ser algo bueno y no meramente un lugar amateur para tipos que no podían publicar profesionalmente.

 003

Pues nada , basta de charla. Aquí debajo dejo los links de los números 3 y 4 (los dos únicos que tengo) para que bajen y disfruten.

Número 3

Número 4