flor

Frideld, una de las gratas sorpresas del Manga Nacional.

Frideld, es una de las nuevas figuras en el terreno del Manga Nacional. De la mano una premisa simple y un argumento complejo, con personajes bien trabajados y un dibujo limpio, claro y de negros plenos, Onigamen es  su mejor carta de presentación.

Fecha de nacimiento, edad, y ¿cuándo hiciste tu primera historieta?

“Nací en diciembre de 1989, y actualmente tengo 27 años. Me gusta dibujar desde que tengo memoria, y la primera historieta terminada era una historia de superheroinas, parecida a Sailor Moon. No recuerdo la fecha exacta, pero la hice cuando tenía unos 10 años de edad.”

¿Tenés estudios formales de historieta? Si es así, ¿con quién estudiaste? ¿Cuáles son tus influencias literarias y artísticas a la hora de hacer historietas?

16467034_613925418806239_1768491866_n

El primer tomo autoconclusivo de Onigamen.

“Lo más parecido que tuve a un estudio formal fue ir un par de años a clases particulares de dibujo y de historieta con Germán Ponce, un profesional argentino que trabaja haciendo ilustraciones y cómics para editoriales extranjeras. Por lo demás, como con muchas otras cosas, fui bastante autodidacta. Pero, realmente, tomar esas clases con él hizo una gran diferencia; y progresé muchísimo, a tal punto de que todavía recuerdo sus consejos específicos a la hora de plantar o entintar cada viñeta.

No diría que tengo una influencia artística específica, nunca fui de seguir a un dibujante en particular, cosa que quizás debiese haber hecho, pero la verdad es que nunca me surgió. Cuando tenía unos 15 años empecé a dibujar en estilo manga, copiando viñetas de Rurouni Kenshin, por Watsuki Nobuhiro, que publicaba editorial Ivrea. Sin embargo, con el tiempo dejé de copiar y desarrollé mi propio estilo, a tal punto que ya no creo que haya nada de ese artista en mi propio dibujo. Mi estilo se volvió un poco más realista, sobre todo después de tomar clases con un profesor que no ya del palo del manga, sino del cómic. Por eso mis dibujos, si bien tienen un aire manga, no son el típico dibujo japonés que sí veo con más claridad en otros dibujantes y fanzineros locales.”

¿Cuál fue el primer fanzine del que participaste y cómo se desarrolló tu trayectoria hasta hoy?

oni-3

Una secuencia de Onigamen.

“Depende de lo que se considere como fanzine. Mi primera historieta terminada en estilo manga la completé a los 16 años, y por alguna razón no le puse título. Trataba acerca de un ladrón a sueldo contratado para robar una joya, y que luego queda envuelto en un conflicto entre monstruos y otros seres fantásticos. No la publiqué ni la compilé, y está ahí, en una carpeta. Planeo reutilizarla en algún futuro, pero por ahora no hay planes.

En el medio intenté empezar otras historietas, no todas las terminé, pero nunca publiqué nada. Cuando estaba terminando la secundaria hice otra, con el guión de una compañera de escuela, una aventura de rebeldes ninjas en un futuro distópico, pero tampoco hice nada con ella. También, cuando ya había terminado la universidad, terminé otra historia, de género fantástico, ubicada en una especie de mundo musulmán. En el medio, empecé otras historietas que nunca terminé. Ninguna de estas producciones tuvo el suficiente nivel artístico ni técnico como para que quisiera publicarlas.

De hecho, la primera historieta que efectivamente terminé, imprimí y comercialicé es Onigamen, lo que hoy día es mi principal producción, y cuyo primer tomo vio la luz en mayo de 2015. Algunos no lo consideran fanzine, porque la calidad de impresión y la cantidad de hojas corresponde más a una historieta que podría haber publicado una editorial, mientras que otros definen fanzine como cualquier obra autopublicada e incluyen a Onigamen dentro de esta categoría.

En el año 2016 saqué el primer capítulo de Corazones Enlazados, una obra que sí me siento cómoda llamando fanzine, porque por donde se la mire, lo es. Blanco y negro, engrapado, papel obra, historia original y autopublicada.”

Onigamen tiene en preparación su tercer tomo. ¿De qué trata la historia? También, sorprende el trabajo sobre los personajes, incluso los secundarios, y la documentación profunda sobre la mitología japonesa, ¿cuáles son las cosas a la que prestás atención a la hora de hacer historias? ¿Qué repercusión tiene entre los lectores?

oni-1

Otra secuencia de Onigamen.

“Onigamen fue la primera historieta que hice con el nivel técnico suficiente como para que yo decidiese imprimirla y distribuirla. Luego me entusiasmé tanto con la idea y con la recepción que tuvo, que decidí convertirla en serie. Ahora estoy dibujando lo que sería el segundo arco, que comprende tres números, pero tengo planeado mucho más. Por esa razón, la historia del primer tomo es autoconclusiva, y resume en esencia de qué se trata toda la obra.

Onigamen es una palabra extraída de vocablos japoneses, que se puede traducir como ‘la máscara de los demonios’. Cuenta la historia de un templo shintoísta en Japón, donde vive una sacerdotisa de 15 años llamada Sanae. Ella perdió a sus padres cuando era bebé y fue criada por Haku y Kensei, dos demonios que intentaron destruir el templo hace mil años y fueron castigados, convirtiéndose en servidores y protectores del lugar. La historia incluye familiares y amigos de Sanae, varios de ellos con poderes mágicos, y unos cuantos enemigos sacados del folclore y la mitología de Japón. Estos personajes viven aventuras protegiendo el templo de los demás demonios, exploran sus relaciones y emociones, superan desafíos y se enfrentan a peligros que van más allá de su imaginación. No sólo son guerreros y hechiceros, sino también amigos y familia.

Cuando diseño los personajes y escribo las historias, me gusta desarrollar sus personalidades y sus relatos pasados. Soy licenciada en Psicología, y -no es broma- elegí esa carrera para poder hacer mejores personajes y guiones en mis historietas, a los personajes trato siempre de darles profundidad, y de usar las batallas y los desafíos en que se encuentran como metáforas de la autosuperación y de su evolución como personas. Los personajes enfrentan sus miedos, encuentran nuevas fortalezas dentro de ellos mismos, se encuentran con el amor y con la amistad de maneras que no habían sospechado antes, y se van conociendo a sí mismos cada vez más a medida que avanza la historia.

16507221_613925465472901_1420604906_n

Primer tomo de tres, del Viaje a Onigahara, la nueva historia de Onigamen.

Por el lado de la cultura japonesa, me interesó mucho desde que estaba en la secundaria, incluso me puse a estudiar el idioma de manera autodidacta. También trabajo confeccionando ropa tradicional japonesa, lo cual me da un conocimiento de las vestimentas que usaban en distintas ocasiones y diferentes clases sociales. Para desarrollar la historia de Onigamen leí mitología budista y shintoísta, busqué imágenes de edificios y de la vida cotidiana en Japón en distintas épocas, y me inspiré en distintos aspectos de su cultura. Un japonés podría incluso detectar pequeños guiños o gestos muy sutiles que incluí en algunas viñetas para hacer que los personajes fuesen más auténticos. Incluso, los monstruos que dibujo están sacados de pinturas antiguas de Japón. Si buscan ukiyo-e u otras pinturas japonesas de época, podrán ver que los demonios como Haku y Kensei están directamente copiados de las imágenes mitológicas tradicionales.

En general la repercusión de los lectores fue muy positiva, incluso hay bastante consenso en cuáles son los personajes favoritos y las teorías acerca de ciertos misterios que todavía no se develan. Varios me preguntan con insistencia cuándo saco el siguiente tomo, cosa que me pone muy feliz.”

También, participás del fanzine Corazones Enlazados, de género Yaoi. A lo largo de los últimos años hubo pocos inscriptos en esa corriente. ¿Conocés otros fanzines similares? ¿Cómo surgió la idea de hacerlo?

corazones-1

Corazones Enlazados, uno de los pocos trabajos argentinos inscriptos en el género Yaoi.

“Curiosamente, al día de la fecha no vi ningún fanzine en las ferias donde voy que sea de la misma temática que Corazones. Lo hablé con colegas fanzineros y a ellos también les sorprende, sobre todo porque muchas dibujantes se entusiasmaron cuando les dije que iba a sacar un yaoi, y me dijeron que querían comprarlo. Estuve hablándolo y los demás pensaban que quizás a los dibujantes les daba vergüenza publicar una historia de este estilo, sobre todo si es explícita, pero nadie estuvo seguro. De hecho, bromearon diciendo que como yo había empezado, otros se animarían de ahora en adelante.

La idea la tenía rondando desde hace varios años. No tanto esta historia en particular, sino la idea de hacer una historieta sexual explícita, preferiblemente de género yaoi. Inventé varias historias eróticas a lo largo del tiempo, pero rara vez lograba darles la consistencia necesaria para convertirlas en un guión, y la sola idea de hacer una historieta pornográfica sin historia me resultaba un poco aburrida. Supongo que Corazones Enlazados fructificó, y se convirtió en fanzine, porque el argumento principal tiene un buen equilibrio entre ser una historia en sí misma con suficiente interés en los personajes, sus dinámicas y sus misterios, y una simple justificación para tener muchas escenas de sexo.”

Además, de dedicarte a la historieta, estás muy involucrada en el Cosplay, no solo como cosplayer, sino como cosmaker. ¿Cómo es tu actividad en ese campo? ¿Trabajás en equipo? ¿Cómo fue preparar el Cosplay de Onigamen?

oni-2

Una secuencia del Viaje a Onigahara.

“Hago mucho menos cosplay del que me gustaría, más que nada por una cuestión de tiempo, tengo varios trabajos y además me dedico a Onigamen y a Corazones. Tengo varios cosplays en la lista de espera y mi esperanza es poder organizarme este año para hacer varios de ellos. A veces, hago cosplay sola, como en mi producción fotográfica de Johnny Joestar, de JOJO; y a veces en equipo, como el teatro cosplay de Samurai Deeper Kyo, que tuve el honor de compartir con la legendaria Ryuuzaki Kamui.

Por el lado del cosmaking trabajo sola, y me especializo en ropa tradicional japonesa desde hace casi cuatro años. No sólo confecciono cosplays, sino también ropa para espectáculos de centros culturales japoneses y Nikkei, dojos, recreacionsimo medieval japonés y otras actividades por el estilo.

14882373_565902773608504_8885735902264295741_o

Haku y Kensei en versión cosplay.

El cosplay de Onigamen fue algo que jamás había soñado que se volvería realidad. Empezó como una simple imaginación, cuando por diversión, armando una especie de dream team, empecé a pensar a qué cosplayers les quedarían bien los personajes de Onigamen. Luego, por alguna razón, mencioné la idea y para mi sorpresa, los cosplayers que había imaginado aceptaron la propuesta. Algunos hicieron sus propios cosplays, otros los hice yo, y me encargué de conseguir fotógrafo, comprar las pelucas y mandar a hacer los accesorios. Todavía no termino de creer que todo eso haya pasado.

Hicimos dos producciones fotográficas. Lamentablemente, la primera de ellas fue un fiasco, la mayoría de las fotos salieron mal o directamente nunca llegaron a mis manos, problemas varios ajenos a los cosplayers. Quedé bastante enojada, no sólo por la estafa sino más que nada porque mucho del trabajo de los cosplayers, con su paciencia y su buena onda, quedó desperdiciado. Por suerte, al año siguiente conseguí una fotógrafa profesional, Camila Reymundo, y una mejor locación. Hicimos una segunda producción en el Jardín Japonés de Escobar. Los resultados fueron muy superiores, y ésas son las fotos que ahora estoy publicando en la página y usando como material de exposición y difusión.”

¿Cuáles son tus planes para este 2017?

“Tengo muchos planes para Onigamen. Quiero darle una nueva escala al proyecto, porque mi deseo es vivir de hacer historieta, y Onigamen es mi principal caballito de batalla. En el 2017, planeo convertir a Onigamen en un webmanga y lanzarlo a la esfera digital para que llegue a más y más personas en todo el mundo. Quiero tener más presencia online subiendo ilustraciones, tanto de mis personajes como de otros, en diversas plataformas. Por otro lado, el año pasado lancé en Youtube el canal oficial del proyecto, que por ahora tiene los backstages de las sesiones fotográficas, pero estoy preparando mucho más material, comprando equipos y haciendo contactos para hacer un videoblog con mucha más información, curiosidades e historias nunca contadas acerca de Onigamen.”

cosplay

Anuncios
comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s