cami-torre-1

Camila Torre Notari, una montaña de fanzines demuestran una producción incesante y siempre creciente.

Este ciclo de entrevistas da la posibilidad de contactar con gente cuyo trabajo nos llama la atención. Hoy es una ocasión especial, porque  tenemos a Camila Torre Notari.

Desde 2004 en adelante, Cami produjo y participó en tantos fanzines que es imposible llevar la cuenta. Dueña de un humor descabellado y a prueba de balas, caracterizado por llevas escenas de todos los días hasta lo más impensado, su fanzine Pulp, el grillo, se sitúa entre los más destacados de los últimos 10 años. Además, es una experta en serigrafía, colabora con las Chick on Comics y  coordina el espacio fanzine en el festival Viñetas Sueltas. Una genia.

Fecha de nacimiento, edad, y cuándo dibujaste tu primera historia

“Nací el 20 de mayo de 1987 y tengo 29 años. Dibujaba cuentos desde muy chiquita, pero dibujé mi primer historieta después de leer el primer tomo del manga de Sailor V, tenía 13 años.”

¿Tenés estudios formales de historieta? Si es así, ¿con quién estudiaste? ¿Cuáles son tus influencias literarias y artísticas a la hora de hacer historietas?

demasiada-cafeina-1

Primer número de Demasiada Cafeína.

“A los 14 años empecé a cursar en la Escuela de Historietas ‘Eugenio Zoppi’ de La Productora, en Morón, con Cristian Mallea y Ángel Mosquito.

Siempre me motiva mucho ver los dibujos de mis amigos, me encanta ver los trabajos de Clara Lagos, Delius, Ernán Cirianni, Otto Zaiser, entre muchos otros. También me gustan los cómics de Petter Bagge, Daniel Clowes y Charles Burns. Y por otro lado me gusta leer historias de ciencia ficción, como las de Isaac Asimov y Ray Bradbury.”

¿Cuál fue el primer fanzine del que participaste? Tu carrera como autoeditora es extensísima, que cuentes cómo se desarrolló tu trayectoria hasta hoy, equivale a una biblia, entonces, ¿por qué no contás cuáles son esos proyectos en que participaste y fanzines que editaste que recordás con más cariño?

“El primer fanzine en el que participé fue Demasiada Cafeína, editado por El Grafo, el sello que teníamos con los chicos en el taller de Morón.

los-astrochicos

Uno de los primeros fanzines de Camila hecho en solitario.

Uno de los fanzines en los que más me gustó participar fue Milime. Lo editaban unos chicos de la Fadu y coordinaban todo por email. El resultado final era una revista con un montón de autores, de los cuales yo no conocía a la mayoría, así descubrí muchos trabajos nuevos y diferentes.

Recuerdo con mucho cariño al primer fanzine que hice sola, fue uno muy chiquitito. Lo hice una tarde improvisando página a página, con mini historietas, chistecitos y dibujos graciosos.”

Uno de los grandes fanzines de nuestra historieta es ‘Pulp, el Grillo’, casi un milagro secreto para todos los que lo leímos. ¿Cómo lo hacían, cómo lo vendían, que repercusión tuvo en los lectores y, por sobre todo, cómo eran las ‘Matiné de Pulp, el grillo’ que organizaban?

pulp-2

Tapas de Pulp, el grillo, uno de los grandes fanzines de esta generación.

matine

Afiches de propaganda para ‘La matiné de Pulp, el grilo’.

“Lo editábamos con Pilar Corrales. Hacer Pulp, el Grillo, era lo más divertido que nos podía pasar. Primero juntábamos algo de material, convocábamos a amigos y conocidos a que nos manden sus dibujos, cómics, cuentos, poesías, pensamientos, ¡lo que quisieran! Entonces nos juntábamos y nos quedábamos hasta las 7 de la mañana escaneando, imprimiendo, cortando y pegando.

Lo vendíamos a nuestros amigos al principio y después lo empezamos a llevar a ferias y a dejar en comiquerías. A la gente le divertía un montón, muchos nos pedían por favor que publiquemos su trabajo en el siguiente número. Y sobre todo, cuando apareció La Matinée de Pulp, el grillo, la gente esperaba con ansias a que salga el próximo número para poder ir a la reunión.

pulp-el-grillo-11-a

Último número de Pulp, el grillo.

La Matinée era una fiesta a modo de presentación del fanzine, donde pasaba de todo. Las primeras matinées fueron en Vodevil, un centro cultural de Bella Vista, también la hicimos en LDF, en San Telmo, en el Matienzo viejo y, finalmente, en La Calor en el Patio del Liceo. Había cartulinas en las paredes para que la gente dibuje, revistas, tijera y plasticola para que hagan collages. Llevábamos cosas ricas para compartir, a veces muffins, pero eran infaltables los palitos de la selva y los chupetines. En cada fiesta coronábamos a los personajes destacados de la noche, se repartían papelitos y todos debían votar a una chica y un chico. La primera vez se votó al rey y reina de la matinée, la segunda al extraterrestre y extraterrestra, luego a Miss Pulp, el grillo y Misso Pulp, el grillo, después al balleno y ballena, carnotauro y carnotaura y la última vez fueron elegidos los dos llorones de la noche. Contábamos con un ‘muro de la fama’ donde la gente podía pararse y sacarse fotos como si estuvieran en la alfombra roja de Hollywood. En fin, la idea era brindar, vender fanzines y reírse con pavadas durante varias horas.”

cabula

Cábula N° 7, hoy uno de los fanzines más difíciles que conseguir hoy día.

Sos una experta en serigrafía, y usaste la técnica en la tapa de muchos fanzines, tanto tuyos como de terceros, ¿Cómo te metiste en el mundo de la serigrafía y que son las cosas que te gustan de esa técnica? También, ¿cómo fue hacer Cábula N° 7, el primer fanzine por completo serigrafiado?

“Siempre me intrigó la técnica y me resultaba muy tentadora la idea de poder ver mis dibujos estampados sobre otros objetos más allá del papel; así que me anoté en el taller de serigrafía que daba Andrea Moccio en la Fadu. Lo que más me gusta de la técnica es que es algo artesanal. Como dibujante y diseñadora gráfica puedo ver en las impresiones comunes -láser o inkjet- una pérdida. Hay una magia que se ve en el original, que ya no está en la impresión a láser, por ejemplo. Siento que la serigrafía, lejos de sacarle magia al dibujo, le agrega valor, y a la vez lo hace reproducible y económico.

La Cábula N°7 fue uno de los proyectos más lindos y divertidos en los que participé. Fue una experiencia muy enriquecedora y de alguna manera fue el pie para que empiece a ver a la serigrafía como una forma de trabajo comercial, más allá de los proyectos artísticos. En ese momento no estaba muy canchera con la técnica, pero fui aprendiendo mucho en la prueba y el error. Al ser un reviposter, teníamos que estampar el pliego entero de una y el tamaño abierto era de 60 x 80 cm, y el sablón de 110 x 80 cm ¡es muy grande! Era un solo color del lado del póster y dos tintas del lado de los cómics. ¡El resultado fue algo único!”

gira-pizza

La gira de las pizzerías o las expediciones culinarias de Camila y Chelo Lares.

una-noche-como-hoy

Una noche como hoy, parte de la larga producción de fanzines de Camila.

Coordinaste el ‘Espacio Fanzine’, tanto en Comicópolis como en Viñetas Sueltas, ¿en qué consistió la experiencia, qué tareas llevaste adelante? También, ¿qué es lo que más te gustó de hacerlo?

“Hicimos el Espacio Fanzine o Fábrica de Fanzines en Viñetas Sueltas en el Palais de Glace en 2016. La idea de este espacio es proveer de materiales a la gente para que pueda dibujar y fotocopiar un fanzine en el momento. Teníamos hojas, fibras, microfibras, tijeras y lo más importante, una fotocopiadora. Mi tarea era ayudar a los chicos que se acercaban a crear sus historias, mostrarles que todos podemos tener nuestras propias historietas publicadas, e intercambiarlas con las de otros dibujantes.

Me encanta dar talleres de fanzines, me emociono un poco cada vez que tengo la posibilidad de explicarle a alguien qué es un ‘fanzine’, y más todavía si puedo hacer que esa persona se siente y haga su primera revista. Durante esos días salieron fanzines muy divertidos, no sólo dibujados por niños, sino también por dibujantes profesionales y amigos grosos.”

mofleton-2

Mofletón Rodriguez y las consecuencias del consumo.

Por intermedio de Editorial Burlesque, tenés un libro comercial ‘El Tiburón Diablo’, donde mejor mostrás una de las características de tu humor, llevando escenas cotidianas al absurdo total. ¿De qué se trata la historia? Y, también, ¿esas amigas existen? ¿Hicieron algún viaje juntas?

1240167_618953534791424_827275309_n

El Tiburón Diablo, donde lo cotidiano alcanza el absurdo más absoluto.

“Es la historia de tres chicas que se van de vacaciones a una isla donde los tiburones se empiezan a comer a la gente. Al principio no lo saben y se hacen amigas de los lugareños, pero descubren que cosas aún más raras están pasando en ese lugar. Es una historieta de aventuras, amor y sangre, que fue publicada originalmente en Internet, capítulo a capítulo, mientras la iba dibujando.

El Tiburón Diablo también es una falsa autobiografía, ya que las protagonistas somos dos amigas mías -Carla y Mariela- y yo, y todo comienza durante el Festival Viñetas Sueltas de Tecnópolis en 2012, donde las tres estuvimos trabajando. El resto es ficción.

Fuimos compañeras de trabajo durante algunos años y creo que esa convivencia ayudó mucho al desarrollo de algunas ideas delirantes. Hasta ese momento no habíamos hecho ningún viaje juntas, pero sí habíamos pasado muchas horas riendo y hablando sobre películas gore. Años después Mariela se fue a vivir a San Pablo y la fuimos a visitar con Carla, pero prometo que nadie salió lastimado en ese viaje. Bah, yo me insolé.”

natu-2

Legales vs. Naturales, sobre las vicisitudes de ser mujer y disfrutar los triunfos personales

¿Qué planes tenés en el campo de la historieta para este 2017?

“Mi idea es que cada vez la historieta ocupe un lugar más importante en mi vida, y creo que con el tiempo lo voy logrando. Este año quiero cerrar o continuar con varios proyectos que tengo empezados. El ángel negro, Mofletón Rodríguez, La gira de las pizzerías, por ejemplo, son historietas de las cuales ya dibujé algunos capítulos y pienso seguirlas este año. Durante el mes de enero estuve trabajando en una historieta nueva de 9 páginas sobre bandas de rock, que se llama Furia en el centro de la Tierra. Si bien es una historia autoconclusiva, tengo muchas ganas de seguir desarrollando los personajes de esas viñetas.

También voy seguir dando talleres de fanzines e historietas, y trabajando en eventos. Se vienen cosas nuevas y grosas para Viñetas Sueltas, asociación de la que formo parte hace varios años ya. Este 2017 vuelve el Festival Internacional de Historietas Viñetas Sueltas y se esperan muchas actividades lindas durante el año.”

manigueta

Anuncios
comentarios
  1. […] Seguimos con Pulp, El Grillo! fanzine destacado de su época En palabras de Camila Torre Notari en una entrevista a este sitio: […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s