La historieta del mañana

A veces leés un libro y en las primeras páginas ya te das cuenta de que no le va a ser tan fácil a tu cerebro solamente archivarlo y olvidarse de los detalles, de las implicancias, del conjunto de características que lo hacen ser el libro que efectivamente es. A veces pasa, y esta vez pasó.

Cartográfica es un libro sobre, obviamente, cartografía, pero no en el sentido más técnico, sino en la producción e investigación de los mapas que constituimos y aquellos que nos constituyen. Una reflexión sobre los espacios geográficos que nos condicionan y sobre cómo nosotros mismos, nuestras identidades, nuestras experiencias y nuestras vidas pueden leerse, también, como mapas. En lo particular es un libro muy urbano, lo cual hace irónico que yo lo haya leído durante un viaje en micro atravesando la absoluta nada que es el área más rural de la provincia de Buenos Aires. Me concentraba en la lectura y simpatizaba con la obsesión del personaje protagonista con las ciudades, y levantaba la vista cada tanto y solo veía ruta y campos. El contraste era bastante abrumador, porque no sabía dónde refugiarme de lo envolvente que estaba resultando la historieta que Sike proponía en Cartográfica, editado por Estudio Mafia en 2019.

Afuera, horizontes de verde. Adentro, la envolvente y atrapante Ciudad de Buenos Aires en gloriosas tres tintas. La verdad que el trabajo de Sike es para aplaudirlo, principalmente por dos razones. La primera y más obvia es la calidad del arte. No sé cómo se me pasaron por debajo del radar por tanto tiempo estas ilustraciones, este estilo salvaje, suelto, expresivísimo pero detallista, cuidado, pensado, hijo de la animación moderna y el manga, pero también salido de otros lados y con una impronta tan propia que resulta inmedible, incomparable. La otra razón para ovacionar el laburo autoral es medio boluda, pero agradezco a todos los santos de la historieta que Sike haya hecho una historieta, que haya creado una narrativa secuencial y una historia con personajes a los que les pasan cosas y llega a una conclusión, porque con el nivel que tiene y su experiencia como ilustrador tranquilamente podría haber hecho solo un libro de ilustraciones con algunos textos y poca secuencialidad y tal vez no habría llegado a mis manos o no estaría escribiendo esto ahora, en un sitio de relevamiento y reseña de historietas independientes. Encima Sike no solo te arma una historieta, te arma una Historieta con mayúsculas, con una narrativa del recarajo, que fluye envaselinada y en donde ninguna página está compuesta igual que la anterior. Acá te hacen jueguito con el concepto de “viñeta” y ni te das cuenta.

Lo que cierra a Cartográfica como uno de los libros del año (¿o del próximo? Para los próximos Trillo entra) es, por supuesto, la edición de la gente de Estudio Mafia, a los que ya es al pedo felicitar porque todos sabemos que hacen los libros más impresionantes de todo este mundillo que es la edición autogestiva (como ya vimos hace poco con “Estado de Rebeldía”). Pero, boludo, dale, es un libro de 124 páginas impreso en risografía a tres tintas en papel 70% algodón con encuadernación artesanal y tapas en serigrafía y la concha de su madre. Verlo es quererlo, leerlo es sentirlo. Es un libro que se experimenta no solo con la vista sino con el tacto. Es lectura multisensorial donde cada ejemplar, dada su producción artesanal, es ligeramente distinto. Es… es… Es la historieta argentina del futuro. Eso es.

Cartográfica es un libro que vino del futuro y podés leerlo ahora (algo que solo recuerdo haber sentido también con “Mandale Aire”, la serie de Bustoski). Y no solo por toda la jodita de la producción física del libro ni por la calidad artística, sino también por lo complejo y específico de sus temáticas, por lo investigado y bien ejecutado de sus “mini-ensayos” sobre robótica o historia u, obviamente, cartografía, por lo comprometido política e ideológicamente sin ser panfletario. Es normalizador, es íntimo y es honesto. Tiene momentos de tensión reales y los resuelve con altura. Cuesta pensar ejemplos de historietas recientes que lleguen a los niveles a los que llega Cartográfica.

Pequeño paréntesis para la queja, porque ojalá el mundo fuera perfecto y este libro fuera un once, pero se conforma con ser un diez porque no puedo creer que un laburo tan cuidado tenga tantos errores en la corrección de los textos, y no hablo de las que justificás con “es escrito a mano onda anarquista”, sino de cuestiones de criterio, coherencia y, sí, unas cuántas tildes medio inentendibles que a los hincha pelotas nos sacan del trance celeste-naranja-negro de la obra de Sike.

Pero volvamos a las flores. Me encantaría decir que todo el mundo tiene que leer esto, pero la verdad es que el futuro no es para todos. Si sentís que estás listo para ver a dónde va la historieta entonces tenés que leer Cartográfica. Te la regalo conseguirlo, porque entre la baja tirada, lo jodido de la producción y que apenas se distribuyó por fuera del circuito de ferias no es precisamente fácil de encontrar, pero si mensajeás a la gente de Mafia por las redes seguro te lo hacen llegar y terminás con una biblioteca privilegiada.

El viaje sigue (y que Sike saque YA otra historieta así, loco).

4 comentarios sobre “La historieta del mañana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .