Archivo de Autor

Embalado por la entrada de descargas del mes pasado, Don Julián Blas digitalizó el primer ejemplar de “La Secta” para compartir en este espacio. Así que aquí queda en formato PDF -evidencia de la innegable calidad del factotum de “Zinerama”- este maravilloso título de la historia fanzinera.

Descargar: “La Secta Edición N° 1”

La Secta Edición. 1

Sumamos por primera vez al sitio a la reputada revista de los alumnos del viejo Breccia, “El Tripero” fanzine que desde un principio tuvo nivel profesional. No hay mucho que sumar a lo ya dicho sobre esta cabecera, dado que muchos de sus autores siguen en actividad, con presencia en la escena local, en libros y revistas. Sí corresponde aclarar que éste no es su primer número: “El Tripero” cuenta con un N° 0, que era el que originalmente ocuparía esta entrada. Diversos motivos  me lo impidieron , pero es contenido para un posteo futuro, tenganlo por seguro.

Los lectores  más jóvenes pueden descubrir a “El Tripero” partir de su último libro -editado por “Tren en Movimiento” recientemente-; queda el ejercicio del contrapunto con estos primeros pasos, más cercanos a la estética Brecciana y el desenvolvimiento de los artistas a lo largo de los años; queda también redescubrir a aquellos dibujantes que no trascendieron, pero que no por ello adolecen de calidad.

Descargar: “El Tripero N° 1”

El Tripero N°1. 01

Anuncios

Dos publicaciones de gran importancia para la historia de los Fanzines de historieta en la Argentina, que todo amante del medio debiera conocer. Recomendaciones -como los articulos que se acostumbra a leer en el sitio- en este caso, de revistas del pasado.

Comenzamos con “Salchichón Primavera”, cabecera que no me canso de recomendar. La aspuesta formal, el contenido de sus historias, inclusive los artículos, no hay página que sobre en esta perla de los 80.  Edu Binder, Namger Zepol, Cas, Gordín, Melotso, ESP, Jorge Warley, Bruna, Rutigliano, Yoryo, Bedevo aunaron fuerzas para crear uno de los fanzines más interesantes que ha visto la luz. Como en el caso anterior (el N° 4 que compartios hace casi un año) el siguiente scan pertenece a una edición facsimilar publicada en el marco de la muestra organizada por el Museo Reina Sofía y la Red de Conceptualismos “Perder la forma humana. Una imagen sísmica de los años 80 latinoamericanos” en 2013.

 

Salchichón Primavera N° 3. 01

Descargar: “Salchichón Primavera N° 3”

Y si hablamos de calidad, “La Secta Edición” es otro ejemplo de la década posterior. Autores de la talla de Ayar B., Javier Rovella, Salvador Sanz (tal vez con su -a mi criterio- trabajo más interesante) y grandes aportes de Martín Ochoa,  J.M. Castro, Nahuel Rando (Casimiro, volvé!) Andrés Lozano (“Encarnato” hallazgo sectario a prestarle atención) y por supuesto, el infaltable “Ringo Kamikaze” de la mano -y la tinta- de Sebastián Ramseg. Aquí el último número de su primer período, antes de la crisis que azotó el mundo editorial a comienzos de siglo.

La Secta Edición N° 6. 01

Descargar: “La Secta Edición N° 6”

Escáner mediante, toca revisitar tres momentos diferentes de la historia fanzinera a partir de sus publicaciones.

Hay disponible en el sitio algunos números de “Poco Loco” para su descarga, pero he decidido engordar la colección con este “Especial Terror”, considerado por los creadores de este blog como “(…) final y cierre de un ciclo (el de la Generación Fanzinera del ‘86) que había nacido de la mano del retorno de la democracia.”

En este volumen se aborda el terror a partir de historias humorísticas que toman íconos de la cultura de masas, a cargo de autores como Emiliano Migliardo, Diego Amengual, Max, Loo, Javier Blanco Belvisi y Fabio Bote. Otra buena razón para compartirlo es que hace unos días he visto varios ejemplares en una famosa librería de la calle Corrientes. Fetichistas del papel, sepan que es una buena oportunidad para hacerse de un ejemplar de uno de los fanzines significativos de los tiempos pasados.

Descargar: “Poco Loco Especial Terror”

Poco Loco. Especial Terror. 01

Publicación cuidada hasta el detalle por sus autores, “Buitre” entra holgadamente en la categoría de pro-zine que vieron la luz hacia finales de los ’90, poco antes del canto del cisne de la llamada “Segunda Primavera Fanzinera” y también dentro de las publicaciones que intentaron trascender los límites del gueto under, incursionando en el circuito de kioscos; y no es descabellado especular que -en otras condiciones- hubiera podido competir palmo a palmo con sus rivales foráneos, por dibujo, por historia. Se trata de una trama enmarcada dentro del género superheroico de tintes oscuros, que tanta fascinación causaba entre los lectores de historieta de aquellos años –entre los que me incluyo-. Momento ideal para releer el artículo de esta enciclopedia, en la que se comparte el testimonio de dos de sus creadores sobre los orígenes y el ocaso de este proyecto.

Descargar: “Buitre N° 1”

Buitre N° 1. 01

“Rojo y Vida” contó con al menos dos números a cargo de un único autor, Marcos Cesari, aparecidos entre abril y julio de 2005, con la propuesta de “traer un poquito de absurdo y surrealismo a los cómics”. No es mucho lo que puedo aportar sobre esta obra (no consulté con el Oráculo esta vez) pero –si bien no es un estilo que a mí particularmente me subyugue- destaco la labor de Cesari como dibujante y narrador en secuencias -que podría fácilmente encontrar admiradores- y su esfuerzo por presentar imágenes y situaciones extrañas. Sería interesante saber como hubiera avanzado la historia presentada en este primer número.

Descargar: “Rojo y Vida N°1”

Rojo y Vida. 01

Volviendo paulatinamente a aportar a la sección de descargas, retomamos con dos títulos y tres archivos enlazados.

Como un acto planificado sucedió una casualidad que haría parecer esta entrada un perfecto autobombo. Al poco de haber escaneado este número de mi pequeña colección de Max King Comics! (engordada por un amigo que me obsequió 4 ejemplares, entre los que se incluye el que aquí comparto) su autor se integró a las filas de Zinerama!. En mis planes se encontraba pasar por el escaner la creación del Sr. Masquin, dado que se trata de un clásico del mundillo under de finales de los ’90 y me sorprendía la ausencia de su obra en la sección de descargar; cualquiera que haya transitado los stands de la A.H.I. o los “Historietas Bajo Tierra” podía ver ejemplares a la venta (creo que fue en éste último en que de algún modo llegó a mi el número 4 –que por una anécdota que no viene al caso, compré nuevamente muchos años después-). Prolífico autor –no muchos zines de aquella época alcanzaron las dos cifras en su numeración- regresó a la escena independiente con su sitio de reseñas, que comparte también en esta página.

Descargar: “Max King Comics! N° 3”

Max King Comics! N° 3.jpeg

——————————————————-

“Acto Fallido” fue un fanzine de corte humorístico de gran calidad, aparecido durante la crisis que arrasó gran parte de las publicaciones independientes y profesionales. En la sección de nuestra enciclopedia, reza:

“Creada a partir de los alumnos del curso de guión de la Escuela Argentina de Historieta (EAH) dictado por Carlos Albiac, Acto Fallido fue un fanzine muy bien escrito producido durante los primeros años del siglo XXI. Mariano del Franco, Diego Yeste, Alejandro Pena, Guillermo Altazrac, Leandro Rodriguez, Leandro De Rissio, Pablo Berman, Santiago Racciatti, Federico Lenzberg y muchos otros más pusieron su grano de arena para conseguir un producto más que interesante, aderezado además por colaboraciones de autores y profesionales como Enrique Alcatena, Walther Taborda, Juan Zanotto, Dani the O y Mariano Navarro.”

Hace algunos años, había enviado por mail a Julián Blas, la digitalización de mi número 1. Y hace poco descubrí que en mi computadora aguardaban los archivos de los otros que tengo en mi poder. De momento, se ponen a disposición de los interesados el 2 y 3, para que los lectores descubran esta genial revista y aguarden impacientes el que resta compartir.

Descargar: “Acto Fallido N° 2”

Acto Fallido N°2. 01.jpeg

Descargar: “Acto Fallido N° 3”

Acto Fallido N°3. 01.jpeg

Siguiendo la costumbre de tres por vez, vamos con los fanzines de fin de mes.

Arrancamos con la revista Rosarina, “La Parda”, de diciembre de 1989.

Nuestro Oráculo fanzinero apela a sus recuerdos y nos informa que La parda, se hizo como una sociedad de hecho, con subvención de la Municipalidad de Rosario por lo que su publicación estuvo determinada por el dinero que aportaba el estado. Contó con 5 números, incluyendo el número 0, que es el que hoy compartimos; sus tapas en sepia fueron obras de Maus. La revista se convirtió en un muestrario de la movida rosarina de los finales de los 80 y principios de los 90. Muchos de esos autores se habían hecho conocidos por acceder al subtemento oxido de Fierro (Max Cachimba y Maus, los dos más conocidos) y estuvieron apadrinados por El Tomi. La lista cuenta con otros nombres destacados como Breccia, Taborda, Claudio Ramirez, Dupleich, Edu Molina y Germán López, y con otros menos conocidos pero no por ello despreciables como L.U.N. Hornner o Jorge Barrios, todos bastante profesionales.

Descargar: “La Parda N° 0”

La Parda Nº0. 01

Seguimos con Pulp, El Grillo! fanzine destacado de su época
En palabras de Camila Torre Notari en una entrevista a este sitio:

“Lo editábamos con Pilar Corrales. Hacer Pulp, el Grillo, era lo más divertido que nos podía pasar. Primero juntábamos algo de material, convocábamos a amigos y conocidos a que nos manden sus dibujos, cómics, cuentos, poesías, pensamientos, ¡lo que quisieran! Entonces nos juntábamos y nos quedábamos hasta las 7 de la mañana escaneando, imprimiendo, cortando y pegando.

Lo vendíamos a nuestros amigos al principio y después lo empezamos a llevar a ferias y a dejar en comiquerías. A la gente le divertía un montón, muchos nos pedían por favor que publiquemos su trabajo en el siguiente número. Y sobre todo, cuando apareció La Matinée de Pulp, el grillo, la gente esperaba con ansias a que salga el próximo número para poder ir a la reunión.”

Descargar: “Pulp, El Grillo! N° 7”

Pulp, El Grillo Nº7. 01

Y nos despedimos con la cereza del postre, el primer número de “Yuntamule” la obra de la señorita Naná Cuevas Otonelli. Autora oriunda de 25 de Mayo, anduvo por estos lares y editó bajo esta cabecera 4 bellos fanzines entre 2012 y 2016 -si no me equivoco-. Narración secuencial con ribetes artísticos, rastros oníricos y poéticos, interés y búsqueda estética; “Yuntamule” es todo eso, por ello se convirtió en uno de esos zines que buscaba en cada evento independiente. Aparentemente ha vuelto al ruedo -el último número se presentó en “Punc” hacia finales de 2016- luego de mucho tiempo de silencio (tres años, para ser exactos)-. Esperemos más obra de esta gran historietista del medio.

Descargar: “Yuntamule N°1”

Yuntamule Nº1. 01

En esta oportunidad, presentamos tres fanzines de tres décadas distintas.

Chapa-Chapa

La cronología nos lleva a empezar por el más antiguo de los tres, “Chapa Chapa” gema inconseguible, aportada por el Oráculo fanzinero, el señor Julián Blas. En sus propias palabras “Editada en 1989 por Daniel Ortiz y Jorge Fantoni, la dupla que luego editaría la revista independiente Parásito y serían miembros estables de la revista-libro El lápiz Japonés. Con humor ácido y absurdo, la publicación ponía de manifiesto cómo la hiperinflación destruía las posibilidades de editar fanzines y revistas. De ahí que el fanzine tan solo fuese una hoja oficio doblada al medio.” Una propuesta cuyo análisis puede exceder las escasas carillas que conforman el fanzine, extendiéndose a la práctica fanzinera en general -la gratuidad, la factura artesanal, el contenido, la emergencia-.

Descargar: “Chapa Chapa”.

Tirapia N°1. 01

Javier J. Rovella es sin duda, uno de los grandes autores surgidos del under de los noventa. Muchos de sus personajes son -hoy por hoy- célebres para los lectores de historieta (y un verdadero hallazgo para quienes no lo son), dada la  fuerza del lenguaje visual de sus tiras, sumado a la  mirada sensible, a veces satírica, de la realidad y a la capacidad para jugar con el lenguaje propio de la narración secuencial, que agrega un componente lúdico a parte de su obra. Publicada en pleno auge de la “Catzole”, esta “Tirapia” es una muestra sucinta pero representativa de este maestro de las viñetas. Un dato pintoresco es que, hasta donde tengo entendido, estas páginas incluyen la primera aparición de “Zebita”.

Descargar: “Tirapia”.

01

Este fazine tiene una particularidad que sólo puede darse en el mundillo de la autopublicación y que lo hace fascinante, más allá de su valor intrínseco: es para mí un verdadero misterio. Ni nombre, ni fecha, ni autor se indican, por lo que me vi obligado a bautizarlo de algún modo para poder referenciarlo. “Mary and Her Little Lamb” es una historieta realizada íntegramente a través de la técnica del collage, recurso muy poco visto en el mundo de las viñetas. Así, podemos aprovechar y mencionar la obra de Max Ernst “Una Semana de Bondad o Los Siete Elementos Capitales”, o en el terreno que nos ocupa, las experiencias de Josep M. Beá en la Revista Rambla o – ya en nuestros días- el mencionado Gato, del zine “La Ponzoña”. Más allá de establecer una genealogía arbitraria, recortada por gustos personales, creo que estas páginas tienen un brillo propio. A la dificultad de generar narrativa a partir de imágenes pre-establecidas -que dan lugar a nuevas puestas en escena- resuelta con gran oficio, se suma un texto con ribetes poéticos. El resultado es de gran interés por su particularidad, aunque no apto para lectores acostumbrados a material más tradicional.  Aquel que pueda sumar información sobre esta joya, no dude en hacerlo.

Descargar: “Mary and Her Little Lamb”.

Entre Junio y Julio de 2012 tuvo lugar en Moebius Liceo, una exposición de originales del dibujante Juan Sáenz Valiente, realizados con tinta china en pequeño formato. Como catálogo circuló un bello fanzine -es sabido la debilidad del autor de “La Sudestada” por este formato- que es el primero que hoy nos ocupa.

Más allá de la Richieri. 01

Descargar: Más allá de la Richieri.

 

Un ejemplo de la potencialidad del fanzine como medio es “Salchichón Primavera”, una de las primeras revistas de las generación del 86.  Este dato no es menor, cuando se confronta con la calidad de sus páginas. Hay una búsqueda plástica, un interés estético que envidiaría cualquier revista con ínfulas artísticas o aspiraciones de experimentación, pero cronológicamente, muy próxima al surgimiento de la autopublicación en Argentina. Una propuesta audaz no siempre tenida en cuenta cuando se narra la historia del medio independiente, pero claramente precursora de proyectos posteriores (a mi criterio, de lo que sería “El Lápiz Japonés”) y muy actual por donde se la mire. El siguiente scan pertenece a una edición facsimilar publicada en el marco de la muestra organizada por el Museo Reina Sofía y la Red de Conceptualismos “Perder la forma humana. Una imagen sísmica de los años 80 latinoamericanos” en 2013. Absolutamente recomendable.

Salchichón Primavera. Nº4. 01

Descarga: Salchichón Primavera N°4.